Aznalcázar no propone tasas que no existan en El Camino

La alcaldesa de Aznalcázar, Dolores Escalona, ha asegurado que el Ayuntamiento no ha “inventado ninguna tasa ni fianza que otras localidades cercanas a la aldea de El Rocío no tengan instauradas previamente. Lo único que se pretende con la decisión que ha tomado es la de compensar los gastos que provoca este acontecimiento como ya hacen el resto de municipios colindantes, y de alguna manera, tomar una serie de decisiones que permitan preservar el patrimonio natural del municipio que es de todos”.

 

Esta tasa que se propone desde el Ayuntamiento es parecida a la que ya se instauró en “Hinojos, donde se propone una fianza de 9000 euros de los que se descuentan cantidades por el uso y disfrute del entorno natural. Entidades privadas, como la Hermandad de El Rocío de Triana, exige a la Hermandad de Anzalcázar la cantidad de 1.800 euros por pasar una noche en una finca de su propiedad durante su recorrido, cantidad que los vecinos que hacen El Camino también afrontan. Sinceramente, no hemos propuesto nada que no exista ya con anterioridad. La única diferencia es que nuestra preocupación es la de mantener y preservar el entorno natural de nuestro pueblo”.

 

Igualmente, Dolores Escalona aseguró que “si todas las localidades que cobran este tipo de tasas se comprometen a la retirada, nosotros seremos los primeros en hacerlo, pero lo cierto es que a fecha de hoy, vemos como en El Rocío se pagan impuestos por la utilización de parcelas de suelo delante de las casas de hermandades como la de Aznalcázar, además de por aparcar los coches o los remolques, mientras que comprueban que el impacto económico que tiene la Romería en nuestra localidad es nula”.

 

Igualmente, entiende Dolores Escalona que con el dinero que pueda recaudarse por este servicio, “vamos a crear puestos de trabajo, de la misma manera que vamos a tratar de regular el paso de las hermandades por unos montes que son de uso público y que están abiertos para todos los ciudadanos. Esta medida también contiene un carácter disuasorio a la hora de no cuidar el medio ambiente y permitirá que todos los visitantes que quieran conocer nuestro particular entorno natural, puedan hacerlo en las mejores condiciones