“Con esta lista ganadora vamos a acabar con el castigo del PP hacia Sevilla y Andalucía”

web PSOE

Los socialistas sevillanos han sido el primer partido en cerrar su candidatura a las Cortes Generales, una lista “ganadora y renovada” con la que el PSOE de Sevilla se propone “contribuir de manera decisiva a la victoria del PSOE” en el plano nacional y “cambiar al Gobierno de la nación” para acabar con “el castigo a Sevilla y a Andalucía”.

La candidatura al Congreso de los Diputados está encabezada por el ya diputado nacional Antonio Pradas, a quien sigue la exparlamentaria autonómica Juana Amalia Rodríguez Hernández. Como número tres figura el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, quien actualmente ostenta un acta de senador. Como número cuatro figura Carmen Cuello Pérez, nombrada en enero directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), y como número cinco el ya diputado nacional José Manuel Girela.

Como número seis figura Silvia Oñate, como número siete figura Manuel García Benítez, exalcalde de El Viso del Alcor y actual diputado provincial, y como número ocho Marta Alonso Lappi, seguida de Agustín Cañete Carmona, María Luisa Sánchez Trancoso, José Losada Fernández y Feliciana Bernal Romero.

La lista al senado la encabeza el delegado del Gobierno andaluz en Sevilla, Juan Carlos Raffo Camarillo, con Elizabeth Donaire Rodríguez y Fernando Alcaide Villalobos como suplentes. En el número dos figura la alcaldesa de Lebrija, María José Fernández Muñoz, con  Fernando Jesús Pozo Durán y Eva María Castillo Pérez como suplentes, mientras el número tres de la lista es para el exalcalde de Mairena del Alcor, Antonio Casimiro Gavira Moreno, con Encarnación Tejero Morales y Antonio Manuel Pinelo como suplentes.

Con estas listas ya ratificadas por el comité federal del PSOE, la secretaria general del PSOE, Verónica Pérez, y el número uno de la candidatura al Congreso, Antonio Pradas, han defendido que los socialistas sevillanos afrontan la ya inminente campaña electoral con el reto de “contribuir de manera decisiva a la victoria del PSOE” en el plano nacional y “cambiar al Gobierno de la nación, que ha sido un gobierno insensible con los trabajadores, con las mujeres, con los mayores y los jóvenes” y formar un nuevo Ejecutivo “que se preocupe por la gente”.

Con un recuerdo al histórico dirigente Alfonso Guerra, número uno de la lista de los socialistas sevillanos al Congreso en múltiples citas electorales, Verónica Pérez y Antonio Pradas han asegurado que sus candidaturas están formadas por “los mejores”, con un 75% de “renovación” y una media de edad de 45 años,y han incidido en que se trata de candidaturas “con un importante componente municipalista” al integrar a alcaldes, exalcaldes o concejales.

Porque el PSOE aboga por “una política de cercanía y de proximidad” y por eso apuesta por personas “que vienen de pisar el terreno, los barrios y los municipios”, lo que garantiza “un amplio conocimiento de los problemas de la provincia y de los problemas reales de la ciudadanía”. Así, los socialistas sevillanos afrontan la nueva campaña electoral con el ánimo de alcanzar el poder y erradicar el “castigo a Sevilla y a Andalucía” al que nos ha sometido el Gobierno de Mariano Rajoy.