El PSOE reclama el cese inmediato de Corrales, “el ejemplo de la derecha extrema que gobierna Espartinas”

DSC_0049

Ignacio Rubio exige la intervención del Partido Popular “estén o no de acuerdo con él”, y asegura que si no lo han cesado antes, será porque “comparten los pensamientos y expresiones” que no tienen cabida en los “espacios de diálogo y convivencia que deben ser las instituciones públicas”

 

El secretario general del PSOE de Espartinas, Ignacio Rubio, ha exigido al Partido Popular “que cese inmediatamente al concejal Juan Pedro Corrales” después de “intolerables insultos” que formula en las redes sociales “desde hace años, y que denunciamos los socialistas” y que no son sino “la materialización del pensamiento de la derecha más extrema de este país, que es la que Gobierna en Espartinas”.

 

Socialistas que entienden que un representante público “no puede faltar al respeto y amenazar en los términos que ha utilizado” a través de “insultos e improperios que no tienen cabida en una institución como es el Ayuntamiento sin que nadie le llame al orden”. Insultos que no sorprenden en el PSOE, “pero contra lo que no se ha actuado desde el Partido Popular ni siquiera ahora que los medios han denunciado unos posicionamientos impropios de un representante público. Puede que si nadie le ha llamado al orden sea porque muchos comparten su forma de pensar y de expresarse, porque tiempo han tenido para hacerlo”. Posicionamientos “fuera de lugar “como los que los medios y las redes han recogido, y como los que ha borrado de su cuenta personal”.

 

Los socialistas aseguran que con este “lamentable episodio se mancha la dignidad de los ciudadanos de Espartinas, votantes o no del actual equipo de Gobierno”, y que da buena cuenta de que “algunos en el Partido Popular se quitan la careta que se ponen en las elecciones”, por lo que reclama a la derecha “el cese inmediato de su concejal” y la exposición “de algún tipo de explicación a la opinión pública sobre hasta qué punto se trata de una posición aislada o compartida por otros”.

 

“En vez de respeto y diálogo, en vez de entender la función y las instituciones públicas en las que participamos todos como un espacio de convivencia, desde el Partido Popular se entiende la política como altavoz para insultos que no podemos consentir en este municipio”, y menos una situación “que no es sino otra materialización más del despotismo con el que algunos se han tomado la responsabilidad de regir un municipio como el de Espartinas, donde se ha sustituido el diálogo por lo que todos hemos visto y leído”.