El PSOE y agricultores de Villamanrique y la comarca comparten la denuncia del “injusto reparto” de las PAC

DSC_0144

DSC_0144
La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, acompañada del secretario regional de Agricultura, Pepe Fernández, y la secretaria provincial, Dolores Escalona, desarrollaron este jueves una puesta en común sobre los problemas del sector en general y del que entienden como “injusto reparto de las PAC” en particular en la sede de la cooperativa ‘Hortovillamanrique’, donde se reunieron con agricultores de toda la zona.

Para Verónica Pérez, se trata de un encuentro positivo con los agricultores de esta comarca “que comparten nuestra preocupación” por los 418 millones de euros y los 30.000 puestos de trabajo que pueden perderse “por la distribución de estos fondos por una decisión política que discrimina a nuestra tierra y que van a pagar nuestros agricultores y agricultoras” y de la que pueden no ser conscientes antes de los primeros ingresos de finales de 2015.

Este acto se va a desarrollar en toda Andalucía, aunque “es significativo que hayamos comenzado por Villamanrique y por las comarcas cercanas porque es una zona eminentemente agrícola en la que hemos tenido la oportunidad de hablar directamente con sus vecinos y vecinas. Con ellos hemos compartido nuestra posición. No nos parece justo que sean ellos los que tienen que pagar una política discriminatoria del Gobierno de la Nación, que maltrata Andalucía, que será la única comunidad que pierda unos fondos que van a ser destinados a otras comunidades gobernadas a por el PP”.

“Eso va a implicar significar la pérdida de empleos, por lo que los socialistas vamos a estar al pie del cañón y vamos a defender los intereses de los agricultores y de las agricultoras”, concretaba Verónica Pérez.

Por su parte, la delegada provincial, Dolores Escalona, aseguraba que el Ministerio “tiene que definir quién es un agricultor activo, si el que tiene una renta que depende del campo del 80, 90 o del 100 por cien o es otro tipo de agricultor”, es decir, si defiende un modelo “que no es el socialista” sino “el especulativo”, a la vez que pidió una mayor defensa de los productos andaluces, “sobre todo en el precio, algo imprescindible para poder vivir del campo y compensar la dedicación e inversiones que conlleva” además del mantenimiento de los puestos de trabajo que genera.