Los recortes de la Ley de Administración Local llegan al transporte

DSC_0068

El portavoz del PSOE en el Consorcio Metropolitano de Transporte, Manuel García Benítez, ha asegurado “que la situación actual” que se vive en esta institución tras la reunión que mantuvo ayer “es producto de la aplicación de una Ley de Administración Local que no define, limita o elimina las responsabilidades” de los Ayuntamientos “en servicios básicos como son los transportes, sin explicar cómo se redistribuyen” y sobre todo, “sin aclarar cómo van a seguir los ciudadanos disfrutando de unos servicios que se pueden recortar”. Por este motivo, el PSOE reclama que se aclaren las competencias de una Ley “que no deja clara las posiciones de los ayuntamientos en entes como éste” y el diálogo de todas las fuerzas políticas e instituciones para que se siga prestando “un servicio de calidad a toda la provincia de Sevilla”.

Manuel García Benítez ha recordado que la votación del PSOE en la reunión que se mantuvo ayer es producto “de un panorama en el que el Gobierno de Rajoy pretende anular estos servicios más cercanos a los ciudadanos a través de esta reforma que nadie tiene clara. No se preocupa de los puntos de atención a la mujer, ni de los servicios sociales, y ahora, con los transportes metropolitanos, sólo pretenden anular un servicio más”, por lo que los ciudadanos “se encuentran ante un nuevo recorte de servicios al no dejar claro hasta qué punto llegan las obligaciones de los ayuntamientos”. Una situación ante la que “los socialistas vamos a trabajar por cubrir las carencias que han quedado manifiestas fomentando el diálogo entre todos”.

“Los ayuntamientos sin estabilidad pueden perder el servicio”
“Es en la aplicación de esta reforma donde encontramos los principales problemas, como ya ha sucedido en Ayuntamiento y Diputaciones”, pues propone una redistribución de competencias “en la que no queda claro qué sucede con entes como el Consorcio donde la participación de todas las administraciones es vital, pues son los ayuntamientos los que deben proponer las prioridades de unos vecinos que ante esta nueva situación se quedan sin interlocutores ni respuestas. Una situación muy grave porque los ayuntamientos que no tengan estabilidad presupuestaria pueden perder el servicio, sobre todo en un escenario que es manifiestamente caótico por la aplicación de la Ley Local”.