“Serán los andaluces y las andaluzas los que decidan quién y cómo gobierna Andalucía”

DSC_0557

Verónica Pérez afirma que Susana Díaz “ha tomado la decisión que tenía que tomar” ante la inestabilidad de un Gobierno “que ha demostrado que la educación pública, la sanidad pública, la Ley de Dependencia o poner todos los recursos disponibles en la generación de empleo es posible”

 

 

La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha asegurado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, “ha tomado la decisión que tenía que tomar” con el adelanto de las elecciones andaluzas al 22M. Una decisión “que va a permitir que sea la gente la que decida quién gobierna y cómo gobierna Andalucía” tras la “inestabilidad” de los últimos meses.

 

Una decisión sobre un gobierno “del que nos sentimos orgullosos, porque ha demostrado que existe otra forma de gobernar” con su apuesta “por la educación universal, por la sanidad universal, o por haber evitado que cayera la Ley de Dependencia” como ha sucedido “en otras comunidades. “Hemos demostrado que se puede gobernar desde la izquierda con políticas que fomenten el empleo, y los datos de la EPA nos dan la razón”.

 

 

Un gobierno que en los últimos meses vivía una “situación de inestabilidad y una quiebra de la confianza” por una decisión “estratégica de la dirección nacional de Izquierda Unida, que hacía que renegara del gobierno andaluz” en un “intento de convergencia” con otras fuerzas política. “La presidenta ha hecho lo que tenía que hacer”, puesto que “no ha permitido que Andalucía sea moneda de cambio para nadie” ha señalado Verónica Pérez, quien apunta como punto de inflexión “el referéndum que Izquierda Unida había anunciado para junio”, y ante el que “serán los andaluces y las andaluzas quienes decidan el futuro de esta tierra, y no los militantes de un partido”.

 

Por ese motivo, la decisión de adelanto permite a Andalucía “ganar un año de estabilidad”, un tiempo nuevo “que vamos a afrontar con optimismo” junto a una Susana Díaz “que toma todas las decisiones pensando en el interés general” y que ofrece un proyecto de estabilidad y de seguridad “frente a un Partido Popular sin liderazgo ni ideas, que un día pedía adelanto y ahora tiene miedo de las elecciones”, y frente a otras fuerzas políticas “que no tienen propuestas ni alternativas de gobierno”.