“Vamos a estar muy vigilantes para que el Gobierno cumpla con el empleo en la base de Morón”

moron

La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, y el cabeza de lista del PSOE al Congreso por Sevilla en las elecciones generales, Antonio Pradas, han reclamado al ministro de Defensa, Pedro Morenés, que aproveche su visita a la base aérea de Morón de la Frontera para conocer “de primera mano el problema laboral” que sufre la plantilla, sometida a 240 despidos desde 2010, y arranque a Estados Unidos el “cumplimiento” de los compromisos adquiridos en materia de empleo.

En rueda de prensa junto al comité de empresa de la base de Morón, los dirigentes socialistas han demandado al ministro que esta visita que cursará en compañía del secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, sirva “conocer in situ” el conflicto laboral que sufre la plantilla de la base, mermada a base de despidos mientras crece la actividad militar en el recinto. La visita, en ese sentido, llega después de que ambos países hayan acordado la transformación de esta base militar de uso conjunto, en sede permanente para las fuerzas estadounidenses de intervención en África, gracias a una nueva enmienda al Convenio de Cooperación para la Defensa firmado entre España y Estados Unido.

Verónica Pérez y Antonio Pradas han reclamado el “cumplimiento” efectivo de la citada enmienda, en la que Estados Unidos se compromete, textualmente, a “utilizar materiales, trabajadores y equipo español para proyectos y obras siempre que sea posible y conforme a las leyes y reglamentos de Estados Unidos”. Los socialistas avisan de que con esta visita institucional, el Gobierno central tiene “una oportunidad” para conocer “de primera mano” el problema y arrancar a Carter el cumplimiento efectivo de tal aspecto. “No queremos que ese compromiso de inversión y contratación se quede en papel mojado”, ha afirmado Pradas. Ambos dirigentes han dejado claro que los socialistas “vamos a estar muy vigilantes para que el Ejecutivo del PP cumpla los compromisos adquiridos con el empleo”.

Además, han recordado que los 66 trabajadores despedidos mediante el expediente de regulación de empleo (ERE) acometido en 2013 en la base cuentan desde hace meses con una “sentencia firme” del Tribunal Supremo que declara no ajustado a derecho dicho despido colectivo, pero sin embargo siguen “esperando” sus indemnizaciones. “La empresa tiene que cumplir esa sentencia”, han demandado. En estos años de conflicto laboral, la plantilla española de la base de Morón ha quedado reducida a la mitad por los tres ERE que se han llevado a cabo.